Morriña

Cabe en un momento. Se alarga a límites insospechados, y tenemos la cara dura de asegurar que se nos viene encima. Sólo es, sólo somos, y aquí estamos, llenando momentos con series de comentarios, nos volvemos cínicos, y compartimos. Se nos acaban los tiempos, las costumbres, los hábitos, y la misma historia de todos los días. Se torna irrepetible, y se reconoce. Se ve, se extraña antes de que termine, antes de que mute. Los caminos se bifurcan y se caen los ladrillos. Así vamos, de a poquito, temiendo al cambio, pero añorando las posibilidades. Los recuerdos permanecen, la memoria es selectiva, es cuestión de enfoques, y de reconocer las esencias. Se permanece en el tiempo, y bien dicen que igual y no recuerdas exactamente las palabras dichas, pero nunca olvidarás lo que te hicieron sentir….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s