Agradecimientos inesperados

Gracias por recordarme que la amistad no siempre va de la mano con familia. Gracias por recordar que el amor es gratis. Gracias por recordar que quien se supone te quiere no te conoce. Gracias por recordar que quien más te quiere no siempre sabe lo que es mejor para ti. Gracias por recordar que no vale la pena insistir ante ciertos muros. Gracias por recordarme que la confianza se gana. Gracias por demostrarme que hay una doble cara. Gracias por recordarme que tengo más fuerza. Gracias por herirme. Gracias por recordarme que me duele por haberme dejado. Gracias por recordarme que soy más fuerte. Gracias por recordarme que no te debo nada. Gracias por recordarme que mi amor y mi amistad están bien dirigidos. Gracias por la distancia. Gracias por recordarme que no tengo que demostrate nada. Gracias por creer que existen los secretos. Gracias por creer que soy tan inocente. Gracias por darme tan poco crédito. Gracias por hacerme más fuerte. Gracias por hacerme más madura. Gracias por hacerme menos ciega. Gracias.

No duele saber que lo que siga será por pura cortesía. Duele que sea con alguien que te quiere, pero no te quiere como tu quieres que te quieran.

Gracias, desde lo más profundo, y con toda sinceridad.

 

Un comentario en “Agradecimientos inesperados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s