Si por un segundo…

Si por un segundo debo confesar una verdad, callaré hasta enloquecer con tal de no hacerte saber que te extraño. No valdría la pena otorgarte un control que no tienes, en palabras que no son tuyas, y en sueños que van mucho más lejos de lo que te habrías podido imaginar.

Si por un segundo debo confesarte que una mentira, haré creer que no es importante, que tengo prisa, que me duele, y cuando tenga que hacerlo provocaré ese sentimiento que te controla: culpa.

Si por un segundo he confesar un perdón, lo haré sin darle importancia, sin generar alusiones de vergüenza y con la cabeza en alto, después quizá me de la media vuelta, con una  lluvia de reproches en mi espalda.

Sólo un segundo para que un abrazo parezca obligado, una palabra olvidada, y una mirada perdida. Mañana me sentiré peor, jugaré a que no pasa nada, a que no te conozco.

Quizá por un segundo me arrepienta, quizá por un segundo te recuerde.

Si por un segundo debo confesar que te necesito, quizá me deshaga antes de terminar, y desaparezca como el mismo viento en medio del huracán.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s